La condición humana… Capítulo 5

Hacía mucho que no escribía un nuevo capítulo de la condición humana, y por eso creo que os merecéis un capítulo largo cargado de todo lo que se me ha ido ocurriendo a lo largo del tiempo.

Aunque no lo podáis creer, todos estos temas fueron tratados durante dos días. No tienen por qué ser dos días seguidos, de hecho, nisiquiera tienen por qué ser dos días acordes con el ciclo solar, de hecho, no tiene ni por qué tener nada porque son objetos inanimados.

Pero para empezar con una opertura, empezaré hablando de seres extraños y lejanos, los cuales siempre los vemos a través de una lámina transparente y sus voces resuenan con un eco metálico. Esos seres sin identificar que siempre van identificados, de los cuales desconocemos su parte inferior hasta tal punto que podría ser la sirenita y no nos daríamos cuenta. Custodios del saber, guardan las puertas de las mayores y últimas novedades. Hablo evidentemente, de las taquilleras de los cines.

Una taquillera… es alguien que sabes que probablemente no vas a volver a ver en tu vida, pero aún así intentas simpatizar con ella a través de la lámina de vidrio blindado de 3 capas antibalas, antialunizajes y antiescupitajos (Estoy seguro que lo ponen por esta última razón). El caso señores, es que no hay que dejarse torear por estos seres. Intentarán hacerte la vida imposible, como siempre. Tú puedes intentar sacar diez entradas para ver una peli, y pagarlas 1 por 1… que no, mira tú por donde no les viene bien. Sin embargo, puedes pedir uno a uno los asientos individualmente que te responderan con su voz impersonal y metódica: Diez con sesenta por favor……. espera?!?!!?!?!?!??! CUANTO ME HAS DICHO!?!?!?!. En el momento en el que una taquillera te dice: diez con sesenta, te resuenan en tus oidos esas palabras como cuando hay una gota en el lavabo, y te cuesta asimilarlo. Al principio no quieres creerlo, luego, sientes como pánico, y tras ver la cara amargada de la taquillera, no puedes dudar de otro modo que está hablando en serio. Y esque señores, eso pasa cuando vas a ver una película en 3D, que quizás hable de ellas en otro día.

Otro tema a tratar es sin duda encontrar aparcamiento un sábado por la tarde, pero de eso no hay más que hablar. Es como intentar encontrar una talla de sujetador para la duquesa de alba: no hay.

Sin embargo, las fiestas locales es algo que me preocupa más, en especial la pólvora. Como todos sabréis, los explosivos son sustancias que por alguna causa externa (roce, calor, percusión, etc) se transforman en gases; liberando calor, presión o radiación en un tiempo muy breve. Los fuegos artificiales pueden resultar muy bonitos, pero… qué más hay aparte de los fuegos artificiales? yo os lo diré, la gente de alrededor comentando, que se cree que no los oyes. Y qué mejor compañía para unos fuegos artificiales que… una fila de 4 niños viéndolos y gritando cada vez que estallaba uno. Os puedo asegurar que es el mejor acompañamiento que puede existir para verlos, el ruido de los cohetes, y el ruido de los niños al gritar. Pero lo mejor no se queda ahí, lo mejor es cuando después de la última traca, se le oye a un niño gritar: AAAAAAAAAAA TOMA YA!!! ARRRIBA ESPAÑA!!!!. No es el hecho del nacionalismo del niño. No es el hecho del comentario. Es el hecho del patriotismo con el que el chaval había dicho esa frase. Estoy seguro de que si el caudillo hubiese estado presenciando dichos fuegos artificiales, se le hubiesen escapado unas lagrimillas. Y yo me pregunto: jesús, de dónde habrán sacado esos niños la frase y ese tono? Cuántas visitas al valle de los caídos habrán hecho? Existirá el juego de sábanas infantil con la bandera de españa? Y la barbie que canta el Cara al Sol? Porque de Matel me lo creo todo.

Pero el tema del que quisiera extenderme más, es un tema que nos afecta a todos los españoles: los atracos dentro del coche. Existen infinidad de leyendas urbanas sobre los atracos en los coches. Que si estás en el coche y te pinchan las ruedas para que no pueda escapar, que si te echan ácido en el cristal delantero… Pero yo quisiera reflexionar de una forma más honda en el tema. Queridos lectores, cuando vayan uds y paren en un semáforo, por dios cierren el coche. Háganlo por el asesino que está esperando debajo de su rueda para salir y cortarle el cuello cuando se pare en el semáforo, y si no, hágalo por los limpiacristales. Sí, creo que me pararé a hablar de los limpiacristales.

Los limpiacristales son esos seres que… cuando paras en un semáforo y los ves… un oh mierda se te escapa. Son gente que debería trabajar como vendedor a domicilio. Son increíblemente insistentes. Puedes decirles que no les pagas, echar el coche para alante, gritarles… que hasta que no hagas todas estas acciones, junto con el sonido del claxon y la activación del limpiaparabrisas…. no te echan la mirada aitevasacagar. La mirada aitevasacagar es una mirada propia suya, todo sucede en unos pocos milisegundos, pero debes estar muy atento para reconocer sus fases. Primero está la mirada de odio del limpiacristales hacía tí. Después está tu mirada de indiferencia que se desvia hacia tu espejo retrovisor más cercano al limpiacristales, transformándose en mirada de preocupación. El limpiacristales dirige su mirada de odio hacia tu espejo retrovisor, transformandola en una mirada de venganza, pasando por una mirada de maldad. Tu mirada pasa a ser de miedo y tus huevos pasan a ser de corbata. A continuación el limpiacristales se marcha, obteniendo una satisfacción igual a los nanosegundos que has sufrido por el apéndice del coche. Y eso es todo, pero no sin antes mencionar un objeto característico de éstos seres: la botella del limpiacristales. Es esa botella usada de fontvella que contiene un líquido amarillento que más que limpiar enguarrina. Sólo un comentario: a qué olerá?

Tras esta incisión, seguiremos con los atracos en el coche. Seguro que habréis visto en cualquier TV la mujer a la cual le han atracado dos veces en el coche y lo han intentado otras 3 veces más. Y tú te preguntas: señora, ha pensado en ponerle puertas a su coche? pero NO! y luego se quejará y todo. Lo mejor es la descripción. Un hombre que se te coloca detrás con un objeto punzante diciendote: conduce hasta que yo te diga y no te pares. Hombre, sinceramente, yo pensaba pararme en el semáforo de enfrente a ver si me entraba algún asesino, pero viendo que ya tengo clientela, mejor no me paro. Pero esque hay cosas peores, hay unos delitos peores en el coche. Los falsoatropeyos. Los falsoatropeyos no es una sección de un programa de cámara oculta, sino que son una serie de personas, que hacen como que les atropeyan, y seguidamente te desvalijan el coche delante de tus narices. Ante esto, la DGT te dice que no salgas del coche por nada del mundo, pero claro, tú imaginate al tio desangrándose en el suelo, tú bajas la ventanilla y… ¿Perdone, está usted muerto?. Si lo piensas bien, es una trampa mortal. O te bajas y te desvalijan el coche, o te quedas y te detienen por omisión de ayuda. Qué hacer? Yo por mi parte, activaría el airbag de mi asiento y me haría el inconsciente, que ya me rescatarán.

Y esque señores, no hay verguenza en este mundo, después están los que se dejan atropellar de verdad para cobrar las indemnizaciones, que eso ni es delito ni es na, es dar por el ojete. Cuando te enteras piensas: pues podría haber acelerado más, y claro, ya sólo por pensar eso te denuncia de nuevo. Pero qué le vas a hacer, hay mucho listillo por ahí suelto, y más con los coches por ahí pululando… todo esto se solucionaría si fuesemos en triciclo, pensadlo, no tienen cristales, asiento de atrás ni velocidad suficiente para matar a nadie. Inconvenientes? Los ponéis vosotros.

Saludos!

Anuncios
Explore posts in the same categories: Condicion Humana

Etiquetas: , , , , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

5 comentarios en “La condición humana… Capítulo 5”

  1. Ebjwe Says:

    Solución para la compañia durante los fuegos artificiales: más fuegos artificiales, estos colocados bajo la compañía indeseada.

    Solución para cualquiera que se te quiera acercar al coche: pinchos. Si llenas el exterior del coche (y si quieres el interior también) de pinchos bien colocados nadie podrá acercarsete. Además permiten una gran variedad de complementos, como óxido o veneno.

    Inconvenientes de los triciclos: no tienen velocidad suficiente para matar a nadie, ni aunque le pongas pinchos.

  2. Ivy Says:

    “Señora, ¿ha pensado en ponerle puertas a su coche?” Me meo xDDDD

  3. Washi Says:

    Está bien el conssejo de activar el airbag si atropeyas a alguen: si es un atropeyo real, te haces el inconsciente hasta que veas que quien llama a la ventanilla es un policía que quiere comprobar si estás bien, y si es un atraco ficticio te haces el inconsciente hasta que veas que quien llama a tu ventanilla es un policía que quiere que circules de una puta vez porque estás armando un atasco de la hostia.

    • sleonhart Says:

      Atropellar: Pasar precipitadamente un vehículo por encima de alguna persona o animal o chocar contra ellos

      Atropeyar: Quiso decir atropellar?

      • Washi Says:

        Oh, si lo lamento mucho. Menos mal que tú JAMÁS cometes faltas ortográficas escribiendo en Internet, y has llegado para aclarar las cosas, creo que nadie hubiese comprendido lo que quería decir si no.
        Pd: pienso buscar en tus artículos hasta encontrar todas las faltas ortográficas que has comtido y señalarlas.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: